Busca URO apoderarse del PRI tras debacle

Juan Carlos MEDRANO

Después de la estrepitosa derrota que tuvo el PRI el pasado 1 de julio, el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, inició el jaloneo por el relevo en la dirigencia nacional del tricolor.

El ex Mandatario llamó a reconstruir el partido y pidió que el presidente sea elegido por el voto directo de los militantes.

"No podemos pretender vivir en democracia si no somos capaces de practicarla al interior.

El político oaxaqueño propuso impulsar que “en la próxima Asamblea Nacional el que la consulta directa sea el único procedimiento para designar dirigentes y candidatos en todos los niveles del PRI", tuiteó.

Para el ex mandatario, en la nueva etapa del tricolor se debe poner fin a las vacas sagradas y atender la voz de los militantes.

“La militancia se construye desde los cimientos, desde el trabajo en los seccionales, en los municipios, en los distritos y en los estados".

El lunes pasado, un día después de la derrota del abanderado presidencial del PRI, José Antonio Meade, Juárez encabezó una reunión con líderes parlamentarios y dirigentes de los sectores, a quienes llamó a cerrar filas.

"(Les) dijo que no es momento para dividir, sino para fortalecer la unidad del partido, reflexionar y reencontrarse con la militancia y con los ciudadanos", expuso el tricolor en un comunicado.

César Augusto Santiago, ex diputado federal y ex integrante del CEN tricolor, exigió a Juárez y a Enrique Ochoa, ex dirigente del partido, rendir cuentas por la debacle del PRI.

“Tantos errores, tantas malas decisiones, tantos excesos de estos seis años no pueden ser obra de la casualidad sino una obra deliberada para desmantelar el gran partido que fundó Calles y alimentó Cárdenas", reprochó el priista chiapaneco.