Ataque con ácido a mujeres es un delito de infamia que merece cárcel: Diputado Noé Dorote

Ante el Pleno del Congreso del Estado de Oaxaca, fue presentada una iniciativa que busca reformar el Código Penal Local para castigar a quien ataque con alguna sustancia química corrosiva a una persona.

El texto propuesto en la modificación de los Artículos 273 y 275 de dicho instrumento jurídico es el siguiente: “si la cicatriz fuera hecha con alguna sustancia química corrosiva o realizada en el rostro de la víctima para ocasionar un daño emocional por motivación de violencia de género, se impondrán de cuatro a siete años de prisión”.

Y “si la deformación fuera hecha con alguna sustancia química corrosiva o realizada en el rostro de la víctima para ocasionar un daño emocional por motivación de violencia de género, se impondrán de 10 a 15 años de prisión”.

En la máxima tribuna del Estado, el legislador Noé Doroteo Castillejos sometió a consideración de las y los congresistas la iniciativa para castigar a quien incurra a esta práctica con hasta 15 años de prisión.

El legislador señaló que “los ataques con ácido son predominantemente un delito con una fuerte carga de género, dado que el 90% de los agresores son hombres, y principalmente parejas o exparejas afectivas, quienes reaccionan de forma violenta ante una situación que les desagrade, es decir, tales acciones se relacionan estrechamente con las posturas machistas y misóginas de cosificación de la mujer o sentimiento de propiedad sobre su persona”.

“La violencia en contra de las mujeres son actos repudiables que merecen penas más severas, se necesita poner un alto a la violencia de género”, subrayó.