Arrecia EPN ataques contra la CNTE: CETEG

Juan Carlos MEDRANO

El dirigente de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), Arcángel Ramírez Perulero confió en que con el nuevo gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador, se detenga la embestida violenta que en los últimos meses intensificó la administración de Enrique Peña Nieto contra algunas secciones de la CNTE y también se logré establecer el paradero de los 42 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre de 2014.

Entrevistado en el marco de la Guelaguetza magisterial, el Secretario General de la Sección 14 del estado de Guerrero, explicó que el gobierno de Peña Nieto no ha detenido las agresiones y ataques contra el magisterio, y conforme se acerca al final va intensificando de manera más violenta sus acciones.

Precisó que, si bien contra la Sección 22 de Oaxaca y la Sección 14 de Guerrero que son las más combativas, las agresiones han sido las mismas, no ocurre lo mismo con otras secciones del magisterio integrantes de la CNTE donde no se han detenido y han agredido de manera más violenta.

Dijo que el gran pendiente que dejará el gobierno federal a concluir en noviembre es el no encontrar hasta hoy a los 42 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

No tiene nombre lo que le hicieron a nuestros estudiantes, es el gran pendiente que no solo deja Peña Nieto al magisterio, sino al país, el homicidio de los estudiantes, externó.

Comentó que la exigencia de la aparición de los estudiantes normalistas no cesará con la llegada de un nuevo gobierno federal, sino por el contrario el magisterio guerrerense mantendrá la demanda ante el hoy virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

“De manera inmediata, estamos por cumplir cuatro años, seguiremos con la misma exigencia y hay la esperanza de que cambie la postura ante el próximo gobierno y aparezcan con vida y haya justicia”.

Dijo que hay cierta esperanza de que el nuevo gobierno pueda hacer algo, sobre todo por cómo se dio el proceso.

Hay una esperanza para que los padres dejen de sufrir y los padres se acercaron al nuevo gobierno con la petición de que cambien las cosas y haya justicia.