Aplican en Sonora invento de oaxaqueña; buscan emplearlo en Oaxaca

Juan Carlos MEDRANO

La Biblia pone en boca de Jesús las siguientes palabras: “De cierto os digo, que ningún profeta es aceptado en su propia tierra” (Lucas 4:24), cita que aplica en la cardióloga pediatra, Erika Flor Sosa Cruz quien busca que el estado donde nació: Oaxaca, sea la segunda entidad del país en incorporar el “Tamiz Cardiólogo”.

La oaxaqueña Erika Flor Sosa Cruz, cardióloga pediatra, ha sido promotora y encargada del proyecto de Tamiz Cardiológico en el Hospital Infantil del estado de Sonora, además de ser promotora de la inclusión de dicha prueba en el capítulo relativo a la atención materno-infantil de la Ley de Salud para el estado de Sonora, por lo que su trabajo ha sido ampliamente reconocido en aquella entidad del Norte del país.

La especialista que logró que el Gobierno del estado de Sonora implementara esta revisión médica, reveló que incorporar el “Tamiz Cardiológico” en Oaxaca, permitiría la detección oportuna de cardiopatías complejas, lo cual ayudaría a salvar y atender de manera inmediata a recién nacidos , como ya ocurre en Sonora.

De acuerdo a los registros de personal en el Hospital General “Dr. Aurelio Valdivieso”, un promedio de dos recién nacidos fallece cada cuatro meses por una cardiopatía compleja en el mismo nosocomio, donde se cuenta con electrocardiogramas para detección oportuna pero que no se usa de manera correcta.

La cifra se podría incrementar de manera alarmante, pues el resto de hospitales, clínicas, casas de salud públicas y hospitales privados no reportan los decesos.

En el caso del Hospital Civil “Aurelio Valdivieso” comúnmente llegan recién nacidos con el padecimiento provenientes de otras regiones, los cuales presentan complicaciones, días después de haber nacido con una cardiopatía compleja.

Por esta situación y la falta de una intervención oportuna, algunos mueren antes de los 20 días de nacidos.

Cuando el padecimiento es detectado a tiempo, se puede atender con oportunidad, pero cuando llegan de otras regiones, la situación se complica.

ECONÓMICO

Y EFICAZ

Al destacar que el Tamiz es algo sencillo y económico, Sosa Cruz, explicó que el procedimiento consiste en colocar una pulsera de luz en la mano y en el pie del bebé por un minuto, donde se muestra la cantidad de oxigeno que hay en la sangre, al terminar, se analiza la diferencia de oxígeno, lo que hace sospechar si existe o no un defeco cardíaco.

La especialista ha precisado que los defectos que detecta el Tamiz Cardiológico pueden provocar la muerte súbita del recién nacido, ya sea antes del primer mes de edad o durante el primer año de vida, por lo cual su implementación es de vital importancia, además detecta hipertensión pulmonar e infección en la sangre.

La especialista pretende ahora que el Congreso de Oaxaca reconozca y establezca en la legislación de salud estatal el derecho a contar con el “Tamiz Cardiólogo”.

Por ello, en coordinación con la diputada del PVEM, Victoria Cruz Villar presentó la iniciativa con proyecto de decreto para reformar la fracción IV del artículo 56 de la Ley de Salud, para quedar de la siguiente manera:

IV.- El diagnóstico oportuno de condiciones de salud del neonato y detección de enfermedades hereditarias y congénitas, incluyendo la aplicación de la prueba del tamiz ampliado y su salud visual; así como la aplicación del tamiz cardiológico por oximetría de pulso para la detección de cardiopatías congénitas graves.

La iniciativa pretende prevenir situaciones de riesgo en la salud de los menores, ya que la detección oportuna brinda el tiempo que se necesita para el tratamiento y cirugía del bebé, además de disminuir o limitar el daño que pudiera causar el defecto cardíaco en el cuerpo del niño, tanto a nivel cerebral como en cualquier otro órgano.

Dicha iniciativa contempla reformar la fracción IV del artículo 56º de la Ley Estatal de Salud, para incluir la aplicación del tamiz cardiológico por oximetría de pulso para la detección de cardiopatías congénitas graves

Por lo que la propuesta de reforma a la fracción IV, tendrá como resultado que está quede redactada de la siguiente manera:

IV.- El diagnóstico oportuno de condiciones de salud del neonato y detección de enfermedades hereditarias y congénitas, incluyendo la aplicación de la prueba del tamiz ampliado y su salud visual; así como la aplicación del tamiz cardiológico por oximetría de pulso para la detección de cardiopatías congénitas graves.