Alistan fiesta nudista en Zipolite


Con actividades como yoga nudista en la playa, voleibol, body paint, música, baile y una carrera espartana con obstáculos, la cuarta edición del Festival Nudista Zipolite busca atraer a más turistas.

El destino de playa en el estado de Oaxaca, que celebra el naturismo en el país, espera la llegada de más de cuatro mil personas en el evento que se llevará a cabo del 1 al 3 de febrero próximo. Así lo dio a conocer Juan Marcos Castañeda Contreras, integrante del comité organizador del Festival.

El evento gratuito, que cuenta con el respaldo del municipio de Zipolite y de la Federación Nudista de México, es para personas de todas las edades y géneros.

La fiesta también contará con bailes regionales, conciertos nocturnos, caminatas, tour marino al desnudo, rodada ciclista, clases de surf, y una caminata nocturna con luces de neón.

Castañeda Contreras dijo que, de acuerdo con las asociaciones de Hoteles y Moteles del lugar, se estima que las mil habitaciones con las que cuenta Zipolite estén ocupadas en su totalidad, ya que hasta el momento existen reservaciones de 85 por ciento de ellas.

Explicó que el evento ha tomado mayor relevancia debido a que busca educar a la gente respecto al nudismo, y a que la práctica puede realizarse sin fines sexuales.

Si bien el 80 por ciento de los asistentes son nacionales y 20 por ciento extranjeros, son estos últimos los que tienen un mayor conocimiento y respeto por la práctica que se realiza desde hace muchos años en diversas partes del mundo, detalló.

Héctor Martínez, presidente de la Federación Nudista de México recordó que en el país existen varios grupos nudistas que buscan promover la libertad y aceptación del cuerpo desnudo, por lo que México se ha colocado como la segunda nación de mayor aceptación de la práctica a nivel Latinoamérica.

Agregó el movimiento a nivel mundial cuenta con la participación de miles de seguidores, de los cuales 70 por ciento son hombres y 30 por ciento mujeres.

Finalmente, expuso que la federación busca que se nombren a otras playas de México con el estatus de nudistas, mientras que algunos hoteleros de la Riviera Maya han mostrado su interés para sus playas sean certificadas para la práctica.