Agradece designación nuevo Arzobispo de Antequera Oaxaca; Anhela sociedad justicia y paz, reconoce

Juan Carlos MEDRANO

Tras conocer su designación como Arzobispo de Antequera Oaxaca, monseñor Pedro Vázquez Villalobos, externó su agradecimiento al Sumo Pontífice Francisco por el nombramiento y encomendó su ministerio a la Virgen de La Soledad y de Juquila para que le cuiden en la labor pastoral que le ha sido confiada.

Mediante una misiva enviada a la grey católica del estado de Oaxaca, el nuevo Arzobispo afirmó que cumplirá con el mandato divino de cumplir la voluntad.

“Soy un hombre de fe y sé que encontraré en mi nueva encomienda, hombres y mujeres de fe profunda. Tengo la esperanza que con la ayuda de Dios y de mis hermanos sacerdotes, religiosos, religiosas y agentes laicos continuaremos la labor pastoral que ha hecho posible que como creyentes se viva el compromiso de bautizados, proyectando en la vida diaria el ser verdaderos discípulos del Señor”, expresa en la carta.

Pidió la ayuda de la grey católica para conducir la Arquidiócesis de Antequera, “Señor Tu Sabes que te Amo, es el lema de mi escudo episcopal. Pido la ayuda de ustedes para vivirlo plenamente. Vivir día a día el amor a Dios, amando a mis hermanos”.

Dijo estar listo para asumir la tarea evangelizadora que le ha sido encomendada.

El nuevo Arzobispo reconoció el trabajo realizado por quien hasta ayer era el Arzobispo de Antequera, Monseñor José Luis Chávez Botello. “Dios le recompense por su labor pastoral realizada a lo largo de estos años. Siervo bueno y fiel, gracias por su gran amor a la Eucaristía, por su entrega a la causa del evangelio, su amor a la Madre de Dios en su Advocación de La Soledad y de Juquila. Gracias por invitarnos una y otra vez a reconciliarnos y vivir en paz”.

Asimismo, reconoció el trabajo realizado por el obispo auxiliar, monseñor Gonzalo Alonso “que a lo largo de cinco años ha recorrido los caminos del Señor en Antequera; los encuentros con el pueblo fiel te han llenado de amor a nuestra gente y de preocupación por ellos”.

En la carta el nuevo Arzobispo de la Diócesis de Antequera Oaxaca, monseñor Pedro Vázquez Villalobos, reconoce el trabajo de sacerdotes, religiosas, hombres y mujeres consagrados y consagradas, seminaristas.

De igual forma, saluda a la grey católica del estado de Oaxaca a quienes reconoce los esfuerzos que realizan para salir adelante, que anhelan la justicia y la paz y cada día son más conscientes de que debemos vivir reconciliados.

A los funcionarios del Gobierno de Oaxaca les exige cuiden a Oaxaca y trabajen pensando en el bien de los demás. “Dios, que los llamó a servir, les de la gracia para entender en plenitud, lo que es servir al hermano como lo piensa el Señor en el evangelio”, concluye.

A continuación, el texto íntegro de la misiva:

Mensaje del ARZOBISPO ELECTO DE ANTEQUERA OAXACA.

COMUNICADO A MIS HERMANOS QUE PEREGRINAN

EN LA ARQUIDIÓCESIS DE ANTEQUERA OAXACA.

Saludo con afecto de hermano a Monseñor José Luis Chávez Botello. Dios le recompense por su labor pastoral realizada a lo largo de estos años. Siervo bueno y fiel, gracias por su gran amor a la Eucaristía, por su entrega a la causa del evangelio, su amor a la Madre De Dios en su Advocación de La Soledad y de Juquila. Gracias por invitarnos una y otra vez a reconciliarnos y vivir en paz.

Que Dios inunde con su gracia y bendición a Mons. Gonzalo Alonso que a las largo de 5 años ha recorrido los caminos del Señor en Antequera; los encuentros con el Pueblo fiel te han llenado de amor a nuestra gente y de preocupación por ellos.

Dios bendiga llenando de sus dones y gracias, a los sacerdotes que anuncian y viven la fe en medio de nuestro Pueblo de Oaxaca. Gracias por vivir entregados por la causa del evangelio. Gracias por ser grandes colaboradores del Obispo. Gracias por trabajar en favor de la comunión en la Iglesia.

Saludo con grande gozo a quienes viven la vida religiosa, hombres y mujeres consagrados y consagradas. Vivir los consejos evangélicos nos hace parecernos más y más al Señor. Que su presencia en esta tierra sea siempre una alegría porque necesitamos del testimonio de los que lo han dejado todo para seguir al Señor.

A mis seminaristas, hombres llenos de esperanza, les saludo y les invito a descubrir a la Luz de la fe, el llamado que Dios les hace para que se prepares intensamente. Si Dios les llama a servir en el sacerdocio no tengan miedo, respondan y conságrense a Él. Mi agradecimiento y mi cercanía con quienes están en nuestro Seminario.

Mi saludo con gran amor a todos mis hermanos Oaxaqueños, que con grande fe luchan y se esfuerzan por salir adelante, que anhelan la justicia y la Paz y cada día son más conscientes de que debemos vivir reconciliados. Que nuestra Madre de JUQUILA les de ese aliento de hijos para que en el seguimiento del Señor y llenos de su Espíritu den abundantes frutos porque Dios les bendice a manos llenas.

Dios bendiga a todos los servidores Públicos y a tantos hermanos que realizan tareas importantes en nuestra sociedad Oaxaqueña. Cuidemos juntos nuestro OAXACA. Trabajemos para ello, siempre pensando en el bien de los demás. Dios, que los llamó a servir, les de la gracia para entender en plenitud, lo que es servir al hermano como lo piensa el Señor en el evangelio.

Les quiero decir que Dios en su infinita bondad, me ha bendecido a lo largo de toda mi vida y ministerio. Ahora me confía el cuidado de la Arquidiócesis de Antequera.

A través del Papa Francisco Dios me llama y digo como el salmista: aquí estoy Señor para hacer tu voluntad.

Soy un hombre de fe y sé que encontraré en mi nueva encomienda, hombres y mujeres de fe profunda. Tengo la esperanza que con la ayuda De Dios y de mis hermanos sacerdotes, religiosos, religiosas y agentes laicos continuaremos la labor pastoral que ha hecho posible que como creyentes se viva el compromiso de bautizados, proyectando en la vida diaria el ser verdaderos discípulos del Señor.

Mi amor a Dios es muy grande: SEÑOR TU SABES QUE TE AMO, es el lema de mi escudo episcopal. Pido la ayuda de ustedes para vivirlo plenamente. Vivir día a día el amor a Dios, amando a mis hermanos.

Respondo feliz, porque sé que el llamado lo hace Dios y confía en mis débiles fuerzas y yo confío en su misericordia.

Agradezco a los medios de comunicación esta labor que desempeñan para hacer llegar este mensaje a los hermanos de Antequera Oaxaca. Dios bendiga su servicio.

Que nuestra Madre de la Soledad y de JUQUILA, sea quien cuide mi ministerio, como cuidó a su Hijo y me alcance las gracias que necesito, para realizar esta labor pastoral que me ha sido confiada

Con mi oración y bendición

+Mons Pedro VÁZQUEZ VILLALOBOS

Arzobispo Electo de Antequera Oaxaca

TagsOaxaca

Enviar una respuesta