Admite Sedapa ante diputados, desatención al campo oaxaqueño


Montserrat CASTELLANOS

Corrupción, escases de recursos económicos, conflictos políticos y sociales son quienes tienen postrado al campo oaxaqueño, reconoció el titular de la Sedapa, Carlos Grau López.

Durante su comparecencia ante la Comisión Permanente Agropecuaria, Forestal, Minería y Pesca del Congreso de Oaxaca, el funcionario admitió que el agro local está olvidado.

El servidor público enfrentó ayer críticas de parte de los diputados locales sobre el abandono a diversas ramas de producción, la falta de pago a campesinos cuyos cultivos fueron siniestrados por los fenómenos naturales, la corrupción imperante en la dependencia, el uso político y clientelar que la Sedapa da a los planes y programas.

Le espetaron que la Sedapa no ha pagado el siniestro agrícola del 2017 a pesar de reducir el número de hectáreas de maíz afectadas y aun cuando la Secretaría de Finanzas reportó que el dinero estaba liberado.

Ante la embestida, el servidor público tuvo reconoció que si Oaxaca está en los primeros lugares en diversas ramas de producción es porque los productores les dan preponderancia a sus cultivos.

Justificó que el recurso económico que llega a Oaxaca no es suficiente.

Trató de revirar a los legisladores argumentando “no es hora de pelear o descalificar, tenemos que alinearnos a ello y enfocar un programa emergente para el desarrollo del Sur- Sureste”.

“Hay actos de corrupción, se trabaja y se ha dado cuenta a la Secretaría de la Contraloría, no vine a robar ni a buscar un puesto político”, reviró.

El titular de la Sedapa alegó que, en el caso de la falta de desembolso de los siniestros, la Sedapa solo es un instrumento de pago de lo que determinó una aseguradora bajo ciertos criterios. Nos ordenan, dijo, ir a pagar y somos acusados de impedir, obstruir evitar y sacar de los padrones a los productores.

Responsabilizó a los presidentes municipales de ser garantes que el pago llegue a los productores y garantes de que se haga un ejercicio de entrega a los afectados y de que se haga en los mejores términos de tranquilidad.

Ejemplificó el caso del municipio de Juchitán de Zaragoza donde no se han pagado los siniestros debido a la falta de condiciones y está en manos de la Secretaría General de Gobierno (Segego), “porque hay un conflicto que va más allá y que rebasó lo productivo y paso a ser político y social”.

Reveló que si se le paga a un un grupo el otro cierra la carretera y viceversa.

Otro rubro donde Grau López advirtió una caída en la producción es el sector ganadero. “Se han ido machos y se van desde hace 20 años becerras, por eso el hato ganadero ha bajado en más de 400 mil cabezas, ha bajado el hato ganadero”.

TagsOaxaca