Acusan chinantecos imposición de hidroeléctrica; destruirá medio ambiente

Juan Carlos MEDRANO

Luego de que el gobierno del estado de Oaxaca anunció la construcción de una presa hidroeléctrica en la Chinantla, región de la Cuenca, las comunidades manifestaron su oposición al proyecto por el impacto que tendrá en el agua, los bosques y la biodiversidad.

Miguel Cruz Castro presidente del Comité de Recursos Naturales de la Chinantla Alta, acusó que sin consultar a las comunidades afectadas el gobierno del estado anunció la construcción de la presa hidroeléctrica sobre el afluente del río Usila.

Indicó que, en asamblea general, las comunidades determinaron oponerse al proyecto que implicará graves afectaciones al hábitat de la Chinantla, la tercera selva mejor conservada de México.

El Presidente del Comité de Recursos Naturales de la Chinantla Alta expresó que directamente afecta a la comunidad de Santiago Tlatepuxco, San Pedro Tatepusclo, San Antonio Analco y Tlacoatzintepec.

Asimismo, de forma indirecta a la comunidad de San Antonio del Barrio Santa Cruz Tepetotutla, el municipio de San Felipe Usila, San Pedro Quietzalapa, Santiago Quietzalapa, San Pedro Xochiapa, San Juan Zapotitlán que serán afectados indirectos.

“A nosotros nos afectaría porque son terrenos y zona de cultivo y no estamos de acuerdo porque ahí vivimos y cosechamos para mantenimiento de las familias, tenemos experiencia con la presa cerro de Oro o Miguel de la Madrid que nos afectó en la fauna acuática, teníamos truchas, bobos, langostinos, cuando se construyó la presa se fue la fauna”.

Dijo que por tal razón ya no quieren que el Gobierno o las empresas privadas entren a destruir el río y lo poco de la fauna que aún queda.

Nos va afectar directamente a las comunidades, porque nosotros estamos dentro de la zona de conservación y cuidamos a los animales del bosque, que no se extraigan las plantas y animales, cuidamos el río, tenemos jaguar, tigrillo y todos los animales que hay en el monte, ellos van al río a tomar agua y cazan, comentó.

Advirtió que la construcción de la presa rompería el equilibrio ecológico porque los animales que iban al lugar ya no habrá agua porque la van a entubar.

Recordó que la empresa Generación Enercy ya había intentado construir el proyecto en 2014 pero las comunidades se opusieron.

“Nunca ellos han consultado directamente a las comunidades cuales son los beneficios, cuales los prejuicios que va a traer la empresa, pero eso si repartieron bolsas de mandado, gorras, camisas con el logo de la empresa y ofrecieron recursos al Presidente Municipal para que autorizara la instalación del proyecto, pero él nunca se ha comprometido porque afectara al municipio.

Dio a conocer que las comunidades se han reunido con el Presidente Municipal y “levantado” documentos que fueron entregado a la Semarnat y a la Sener donde establecen que no desean la mini hidroeléctrica.

“A nosotros nos dijeron que es una mini hidroeléctrica, pero sabemos que es un proyecto grande porque van a desviar el cauce de tres ríos: el rio Salado, el río Verde y el río Santiago, por lo que es un proyecto grande porque se habla de una inversión de 360 millones de pesos.

Dijo que la van a conectar a la línea de alta tensión qué pasa en Valle Nacional.

Reveló que en la Semarnat se encuentra en proceso el permiso de impacto ambiental para la construcción de la hidroeléctrica, mientras tanto las comunidades defienden el agua y los bosques.

Enviar una respuesta