Acusan ambulantes desinterés de Oswaldo García por reordenar comercio informal

Juan Carlos MEDRANO

Aparte de que el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín no tiene interés de reordenar el comercio ambulante, inició una campaña de linchamiento y satanización de los vendedores informales, acusó la dirigente de organización “Renacimiento”, Carmela Luján Corres.

Reveló que a un mes de presentarle un proyecto para retirar 50 puestos y liberar del comercio ambulante el Andador Turístico, el Zócalo, algunas calles de la avenida Independencia y la primera calle de “Carlos María de Bustamante”, el Primer Concejal no los toma en cuenta.

Por el contrario, denunció, sataniza al comercio ambulante ante el comercio establecido y la población en general.

“Tenemos una propuesta para el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, de retirar unos 50 puestos, pero vemos que la autoridad no nos atiende, el proyecto tiene dos meses que se lo mostré al Presidente Municipal para ver cómo se reordena el comercio ambulante en las calles de la ciudad pero no nos toman en cuenta”, reprochó.

Aseguró que los miembros de la organización “Renacimiento” están en la mejor disposición de retirarse de las calles de la Verde Antequera, para lo cual solicitan plazas comerciales donde expender su mercancía.

“Nosotros estamos en la mejor disposición de ser reubicados en plazas comerciales que se las hemos pedido al gobierno del estado, al gobierno municipal, pero no nos atienden”.

En este sentido, solicitó el apoyo del comercio establecido para que insista a las autoridades municipales con la creación de las plazas comerciales y el comercio ambulante pueda abandonar las calles.

Reiteró que García Jarquín “no tiene disposición, no le pone empeño al ambulantaje, seguimos trabajando no hemos roto ningún acuerdo, pues solo queremos un reordenamiento y no nos oponemos, queremos reordenar el ambulantaje”.

Luján Corres informó que mientas se da el reordenamiento del comercio ambulante, los agremiados a “Renacimiento” le dan otro rostro a los puestos al pintar estructuras, reducir los espacios de dos metros a 1 metro con 80, a 1 metro con 50 y a 1 metro con 30 centímetros.

Reprochó al Presidente Municipal que fomente una campaña de odio en contra del ambulantaje, al convocar a la población a no comprar a los vendedores.

“No se vale porque aquí hay gente que vive al día, que está bajo el sol, bajo la lluvia y eso que dice el Presidente no es correcto”.

Señaló que si la población adquiere los productos del comercio informal es porque la gente compra donde quiere y donde le dan mejor precio.

Le recordó a la autoridad municipal que si hay ambulantaje es porque el gobierno de la ciudad no fomenta la llegada de industrias que generen empleo.

No hay industria, no hay empleo, por eso hay comercio informal, consideró.