Acusan a Gobierno de Oaxaca de despojar a la UABJO de edificio donado por URO

Juan Carlos MEDRANO

La administración del gobernador Alejandro Murat Hinojosa fue acusada de despojo, por Aristeo Segura, secretario de Planeación de la UABJO.

En entrevista, el integrante de la administración central, denunció que, valiéndose de presiones y hostigamiento, le quitó a la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO), el edificio ubicado en la esquina que conforman la avenida Independencia y la primera calle de “Melchor Ocampo” y que le fue donado a la Máxima Casa de Estudios por el entonces gobernador Ulises Ruiz Ortiz.

Reprochó que ahora el gobierno de Alejandro Murat despoje del inmueble a la UABJO para “obsequiárselo” a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El Secretario de Planeación reveló que el Gobierno de Oaxaca está urgido de entregar el edificio a la UNAM para “salir del compromiso” de donarle un predio donde instalar un centro de investigación.

Dijo que desde hace meses existe el compromiso del Gobierno de Oaxaca de donarle un espacio, “primero lo intentó con el edificio que alberga a los Juzgados Familiares en la zona del barrio del ex Marquesado, pero la UNAM no aceptó debido a los problemas legales que enfrenta el inmueble, después buscó donarle el edificio ubicado en la calle de García Vigil que antiguamente ocupó Caminos y Aeropistas de Oaxaca pero tampoco lo pudo concretar y ahora despojando a la UABJO de un edificio que le fue donado, busca la administración de Alejandro Murat salvar su compromiso”.

Recordó que en el año 2004 el entonces Gobernador Ulises Ruiz Ortiz donó de manera oficial al entonces Rector Rafael Torres Valdés el edificio para que la UABJO estableciera un centro interdisciplinario que conformarían las facultades de Medicina, Odontología, Ciencias Químicas, Enfermería y Contaduría.

Precisó que estas unidades académicas tienen programado instalarse en ese centro de investigación.

Citó que al iniciar los trabajos de reconstrucción se detectó que el edificio debido a la temperatura que alcanzó el 25 de noviembre de 2006 cuando fue incendiado por integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) encabezados por el líder social Flavio Sosa Villavicencio no era viable para llevar a cabo obra alguna sobre la infraestructura.

Abundó que los responsables plantearon su demolición y la construcción de un edificio nuevo.

Detalló que otro proyecto era que la UABJO creara un centro cultural universitario que se sumara al ex Convento de San Pablo.

Aristeo Segura, secretario de Planeación de la UABJO, dirigió un oficio al rector Eduardo Bautista Martínez para inconformarse por esta acción del Gobierno, toda vez que fue una decisión que no fue consultada al Consejo Universitario.

Extraoficialmente se supo que el inmueble fue devuelto al Gobierno por el ex rector Eduardo Martínez Helmes, sin hacerlo del conocimiento del Consejo Universitario, máxima autoridad en la institución.

En su carta, el secretario de planeación le comunica al rector que no asistiré al acto de entrega de escrituras a la UNAM, a celebrarse mañana en palacio de gobierno, "en donde se entrega nuestro bien universitario, que amablemente otro gobernador se lo entregó a la UABJO y que en complicidad con algún miembro de la universidad mediante algún beneficio entregó nuestro bien sin consultar a los universitarios".

Aristeo Segura afirma que solicitará al Consejo Universitario que realice una investigación "y le dé muerte civil universitaria a la persona o los que resulten responsables por traicionar a la comunidad universitaria al entregar el bien de los estudiantes a la UNAM.