Acusan a Fiscalía General de despido injustificado

Fuente: El Universal Oaxaca

El fotoperiodista Carlos Daniel Celaya García denunció que fue cesado de su trabajo como fotógrafo oficial del fiscal Rubén Vasconcelos Méndez, sin pagarle sueldos atrasados de dos meses ni darle liquidación.

Ante ello, anunció, presentará una denuncia en contra de la Fiscalía General del estado de Oaxaca.

Según dio a conocer en entrevista grabada, dijo que fue culpado por el área de prensa de difundir en redes sociales un video que no fue del agrado del titular de la institución, pese a que era de un acto público; no obstante, probó con capturas de pantalla y testigos de que no incurrió en esa falta.

Sin embargo, fue cesado sin pagarle aproximadamente 17 mil 200 pesos; asimismo, al inicio fue engañado de que sería contratado de manera formal a su ingreso, pero sus papeles fueron guardados en un cajón.

Narró que el día 8 de octubre del 2018, inició su labor como fotógrafo de Vasconcelos Méndez.

Todos sus documentos se los entregó a la jefa de comunicación social o como también se hace llamar vocera del grupo Fuerza Especial de Seguridad Oaxaca, Anayanci Bravo Urquidi, quien le hizo creer que los entregaría al área administrativa, pero la realidad es que los guardó en uno de los cajones de su escritorio.

Son darse cuenta que estaba siendo tranzado en la misma dependencia encargada de la procuración e impartición de justicia.

Así trabajó al lado del Fiscal Rubén Vasconcelos Méndez, realizando el pago de comida, pasajes y otros gastos, dinero que invirtió y que recuperaría cuando le pagaran sus sueldos, ya que Anayancin Bravo Urquidi, quien era su jefa inmediata así se lo hizo creer, pero era parte de una tranza sin precedentes, ya que se realizó desde la dependencia a cargo de Fiscal Rubén Vasconcelos Méndez.

El motivo fue que salió a la luz pública un video del fiscal en una reunión realizada en Miahuatlán.

Este video lo publicó el corresponsal del diario MILENIO, Óscar Rodríguez, hecho que enfureció al Fiscal General de Justicia Rubén Vasconcelos Méndez.

Por ello fue corrido, pero mediante capturas de pantalla, se estableció que la persona que había filtrado el video no era el fotógrafo Carlos Daniel Celaya García sino Anayancin Bravo Irquidi.

Tras ser cesado a mediados de diciembre, se han negado a liquidarle el tiempo laborado, así como la indemnización correspondiente.

Informó que recurrirá también a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, además de denunciar públicamente los hechos a través de una conferencia de prensa, a fin de que se le haga justicia.