Abogan en Segob por 7 presos en Oaxaca


Familiares del oaxaqueño Jaime Betanzos Fuentes, considerado por ellos preso político, se presentaron en las oficinas de la Secretaría de Gobernación para solicitar su intervención a fin de que el activista y seis personas más sean liberados.

Hicieron una protesta en la puerta principal de la dependencia en demanda de una audiencia con la secretaria Olga Sánchez Cordero.

Después de por lo menos media hora de manifestación silenciosa, fueron recibidos por personal de la subsecretaría de derechos humanos.

Argelia Betanzos, hija del activista, afirmó en entrevista que los siete "presos políticos" siguen en prisión por argucias jurídicas y dilaciones del juez que lleva el proceso en su contra, así como la politización del caso, y no porque sean responsables de algún delito.

"Venimos porque queremos aclarar ante la Secretaría de Gobernación nuestro caso y primordialmente decir que la libertad no les pertenece por ser presos políticos, sino que, siendo presos políticos, ellos ya han logrado demostrar su completa inocencia en juicio", aseguró.

“De hecho, por lo menos cinco de ellos, entre ellos mi papá, desde el año pasado habían interpuesto un incidente de libertad por desvanecimiento de datos, o sea, ya no hay nada que les pueda acusar y el juzgado, mediante argucias, pospuso un año esa resolución".

Betanzos contó que su padre fue detenido el 14 de diciembre de 2014 y procesado por homicidio calificado y tentativa de homicidio en un juzgado mixto de Oaxaca, derivado de un conflicto sociopolítico en la comunidad de Eloxochitlán en 2011.

La mujer entregó una carta en la Secretaría de Gobernación, firmada por los "presos políticos" en la que solicitan a Sánchez Cordero la revisión de su caso, aunque aclaran que no requieren de amnistía o indulto.

"Se advertirá que no necesitamos indulto ni amnistía, únicamente se requiere que el poder político que nos sometió a la prisión retire su influencia del juzgado a cuatro años de injusto encierro", se lee en la misiva.

"El Estado no pudo deshacer nuestra presunción de inocencia, por lo tanto, nuestra liberación es eminentemente jurídica, a la fecha se tramitan los recursos procedentes para nuestra libertad. Esperamos con paciencia su amable respuesta", agrega.

Ayer, Sánchez Cordero informó que 16 presos políticos ya fueron liberados y que 368 expedientes siguen en revisión.

Aunque no reveló nombres, confirmó que algunos están relacionados con su oposición a la reforma educativa.