A un año del sismo, todo sigue igual: “el tiempo se detuvo”

Francisco RAMÍREZ

Más allá de las cifras que se manejan, a un año de los sismos que devastaron municipios de la región del Istmo “todo sigue igual. El Tiempo se detuvo”. Coinciden damnificados quienes perdieron su patrimonio y sigue viendo una difícil realidad, la reconstrucción no será de dos años, aseguran.

Profesionales de la construcción quienes han visto de cerca el proceso que lleva la reconstrucción de las regiones afectadas por los sismos de septiembre de 2017, en el Istmo de Tehuantepec, particularmente, este fenómeno natural coinciden que se convirtió en un medio para lucrar sobre la tragedia.

En este mismo sentido expresan que la reconstrucción total, haciendo un balance real al día de hoy sobre los daños ocasionados por los sismos, escasamente se llega a un 20 por ciento de reconstrucción por lo que “retan” a quien tenga alguna duda, puede ir y ver como hay familias que viven bajo una lona o un árbol

Reconocen que durante todo este periodo ha existido han existido familias que han tenido que rehabilitar sus propias viviendas de manera particular, porque la cantidad de dinero que les dieron lo ocuparon para otros fines o no les alcanzó para reconstruir sus casas.

“El sismo sólo fue utilizado por las autoridades para lucrar, hacerse de recursos o utilizarlos para otros fines, como sucedió en el pasado proceso electoral”, dice Lázaro García Saavedra presidente del Consejo de Honor y Justicia  de la Agrupación Colegiada de Profesionales de Desarrollo Urbano de Oaxaca.

El también Expresidente del Colegio Libre e Independiente de Arquitectos en el estado de Oaxaca, dijo estar convencido que la gran mayoría de las familias istmeñas, afectadas por el sismo del 7 de septiembre, o han visto realmente una mejoría y hay muchas construcciones que están como si el sismo hubiera sido ayer.

Otro aspecto que habría que observar más allá de las cifras que se manejan, es que en municipios como Juchitán o Tehuantepec, se ha estado perdiendo vivienda vernácula con lo que se está acabando con un gran tesoro del patrimonio cultural de los pueblos de Oaxaca.

“Las construcciones que hoy se hacen se realizan con tabicón, con block, perdiéndose  la identidad cultural de todos estos pueblos; como también hoy se puede ver que hay muchas comunidades donde no han llegado los beneficios de los dos censos que se realizaron para ayuda de la población”.

En este mismo sentido expresó que la reconstrucción de la región del Istmo puede durar muchos años y no se va restaurar, el mejor ejemplo de ello es que los edificios dañados y que forman parte del patrimonio cultural están abandonados y aun año, aun no se terminan de integrar los proyectos para poder liberar los recursos.

“El sismo del 7 de septiembre no hizo diferenciaciones y afectó a todos por igual, por lo que el manejo de cifras que hoy se hace son sólo ‘cifras mañosas’ y que sirven para engañar a la gente, porque no se lleva más allá del 20 por ciento de la reconstrucción”, concluyó.