A un 1 del sismo, respuestas de gobiernos federal y estatal son un fracaso: Diputados

Juan Carlos MEDRANO

Diputados federales oaxaqueños de la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión exigieron al gobierno federal y de Oaxaca responder a la demanda de los damnificados por el sismo del 7 de septiembre del año pasado.

Los legisladores Carol Antonio Altamirano, Armando Contreras Castillo, Azael Santiago Chepi, Daniel Gutiérrez Gutiérrez, Irán Santiago Manuel, Alejandro Ponce Cobos, Rosalinda Domínguez Flores, Graciela Zavaleta Sánchez, Beatriz Pérez López, Irineo Molina Espinoza e Irma Juan Carlos denunciarom que al cumplirse un año de la tragedia “es un hecho que la respuesta del gobierno federal y estatal ha sido un fracaso”.

Precisaron que a un año de esa tragedia, no hay un padrón completo y confiable de las familias afectadas, muchas casas siguen destruidas y sus habitantes viven a la intemperie, las escuelas, bibliotecas, mercados y edificios públicos todavía no son funcionales.

El gobierno federal entregó tarjetas como un paliativo, pero pronto aparecieron sesgos partidistas y errores, desde tarjetas entregadas a familiares de funcionarios sin que hubieran sido afectados o la entrega de tarjetas sin fondos o falsificadas, reprocharon.

Recordaron que en la región del Istmo sigue temblando y se han presentado miles de sismos, incluso varias veces al día.

Consideraron que entregar dinero a la gente y alentar la autoconstrucción es un riesgo, máxime cuando no hay un estudio geológico que brinde certeza no se puede iniciar la reconstrucción. “Construir en un suelo del que se desconocen las características, y sin normas técnicas confiables es poner en peligro la seguridad  y la propia vida de la gente”, meditaron.

Los representantes populares demandaron Transparencia y revisión independiente del padrón de damnificados de Sedatu y del gobierno estatal, Incorporar al padrón a todas las familias realmente afectadas y entrega de los recursos correspondientes, considerando efectos a partir de septiembre de 2018.

Asimismo, la realización de un estudio geológico que determine la viabilidad de la reconstrucción y que genere recomendaciones de seguridad estructural y la revisión de las normas estatales de seguridad estructural de Oaxaca. Es inaceptable que la normatividad sea dispersa y que no haya un mínimo de seguridad para rehabilitar lo dañado y para las nuevas construcciones.

De igual forma, demandaron la renuncia y la inhabilitación de todos los servidores públicos federales y estatales que han incumplido con la responsabilidad de atender a la gente afectada, además de que se informe y en su caso se amplíen los recursos federales destinados al Fideicomiso de Reconstrucción establecido en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2018.  Ese fondo debe mejorar sus reglas de operación para otorgar subsidios y apoyos directos la población afectada y no sólo consideren mecanismos alivio financiero a los gobiernos estatales.

Adelantaron que estas demandas las llevaran a la Tribuna de la Cámara de Diputados y serán su prioridad en la discusión del presupuesto 2019 además de que estarán atentos y dispuestos para asumir y acompañar las luchas de los damnificados por el sismo del 7 de septiembre en Oaxaca.